Portada

Noticias Musicales

Criadores ovinos de la Patagonia Verde obtienen sus primeros reproductores mejorados genéticamente.

No hay comentarios Noticias

Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Seremi de Agricultura Eduardo Winkler destacó que programa ejecutado por INIA permite que los productores de este territorio aislado generen sus propios carneros y borregas de calidad.

Con el objetivo de dotar a los criadores ovinos del territorio Patagonia Verde de la capacidad de producir sus propios reproductores ovinos de raza, hace tres años la Seremi de Agricultura, con financiamiento del Gobierno Regional, inicio un programa de mejoramiento genético que ejecuta INIA en las cinco comunas que componen esta zona apartada: Cochamó, Hualaihué, Chaitén, Palena y Futaleufú. 

 Lo anterior, ya que el 76,9 % de las ovejas de este territorio no se identifica con ninguna raza de las conocidas en el país, es decir son rebaños de alta heterogeneidad lo que provoca problemas productivos. El alto costo y las dificultades de conectividad hacen difícil la introducción de razas, siendo la práctica habitual la adquisición de corderos en predios vecinos para usarlo como reproductores. 

“A través de este programa se introdujeron 61 carneros a la Patagonia Verde con el objetivo de realizar mejoras genéticas a los rebaños, pero fundamentalmente para dejar capacidades instaladas en el territorio y mejorar el negocio de la pequeña agricultura familiar campesina. Ya contamos con más de 900 reproductores generados acá y lo más importante, con el conocimiento adquirido de los criadores ovinos que es lo que más nos interesa, ya que así pueden mejorar su actividad y recibir una justa recompensa por su esfuerzo”, señaló el Seremi de Agricultura, Eduardo Winkler.

En el programa participan 61 criadores de las cinco comunas de la Patagonia Verde, quienes se han capacitado y mejorado la genética de sus predios para poder ofrecer carneros y borregas de calidad al resto de los productores de la zona, al día de hoy se llevan 1.400 ovejas bajo control productivo, lo que en la temporada recién pasada permitió seleccionar 898 crías de alta calidad genética de razas como: Suffolk Down, Texel, Dorset, Romney y Chilota. 

Inés Morales, productora de Cochamó, indicó que la capacitación entregada por el programa ha generado un cambio positivo en su plantel. “He seguido todos los consejos asociados a la alimentación, al manejo de las praderas y la edad que deben tener las ovejas. Todo ha sido un aporte para mejorar”, aseguró.

Andrés Carvajal, investigador de INIA y jefe del programa de capacitación para el mejoramiento genético de la Patagonia Verde, señala que se introdujeron carneros de raza “con el propósito de mejorar la producción de carne y la habilidad materna.

Finalmente, en la Patagonia Verde la masa ovina alcanza las 30 mil cabezas, siendo el tamaño promedio de los rebaños de 25 cabezas.